«[…] No entiendo que no creas en el amor y no te pierdas ni una comedia romántica. Es como si me dijeras que no crees en dios, pero que no faltas ni un solo domingo a misa.»

«[…] Nunca me ha atraído ninguna religión porque, en el fondo, todas las religiones vienen a decir que dios es amor. Y yo no creo en el amor. Creo en el romance.»